Argentina

Schiaretti y Alberto Fernández acercan posiciones y piensan en el 2021

La participación del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, en el acto por el 17 de octubre, encabezado por Alberto Fernández, ofició como la demostración explícita del acercamiento que el mandatario provincial tiene con el Presidente. La distancia que el dirigente cordobés había establecido durante el final de la campaña electoral 2019 y en los primeros días del mandato de Fernández se fue desvaneciendo a lo largo de la pandemia a fuerza de gestión y auxilio financiero. Diez meses después del cambio de Gobierno, el Frente de Todos podrá contar con los votos de los diputados del “cordobesismo” para acompañar la agenda económica que comenzará a ser tratada esta semana en el Congreso. En ese marco, ambos sectores comienzan a apostar a la construcción de una alianza para competir en las legislativas del año próximo.

La decisión de Alberto Fernández y el trabajo político del presidente del bloque de diputados, Máximo Kirchner, junto al ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, fueron claves en el acercamiento con Schiaretti. «Al contrario de lo que algún prejuicioso puede suponer, dos dirigentes de La Cámpora son los responsables de la excelente relación entre Córdoba y el gobierno nacional. Máximo Kirchner y «Wado» de Pedro son los únicos dos dirigentes del peronismo nacional que a lo largo de los últimos años han entendido la política de Córdoba. Eso se nota en al relación entre los gobiernos, y la presencia del Gobernador el 17 de octubre también tiene que ver con eso», sentenció uno de los hombres que trabaja codo a codo con Schiaretti en la estrategia a nivel nacional.

Desde el kirchnerismo cordobés son más cautelosos respecto del alcance de los acuerdos posibles. Remarcan que Córdoba es una provincia ahogada financieramente que necesita la asistencia de Nación y que en base a eso se trabaja tema por tema. Sin embargo, reconocen el aporte extraordinario que hizo el gobierno de Fernández en materia de recursos para que la provincia no se vea afectada en sus gastos corrientes, pero señalan que pensar hoy en un acuerdo electoral es prematuro.

Pero la única verdad es la realidad, y los cuatro diputados que responden a Juan Schiaretti van a acompañar tres proyectos que aparecen como centrales en la agenda económica que el Poder Ejecutivo ya envió al Congreso: el presupuesto 2021, el aporte extraordinario de las grandes fortunas y la reducción de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires. “Van a tensionar hasta el final, pero van a acompañar. Vamos a contar con los cuatro votos del bloque de Schiaretti para el Presupuesto y para grandes fortunas”, aseguró ante Página/12 uno de diputados del Frente de Todos.

Desde el bloque de diputados del oficialismo también señalan que, en buena parte, más allá del diálogo que pueda tener Alberto Fernández con el gobernador cordobés, el puente entre en Frente de Todos y el “cordobesismo” lo construyeron Máximo Kirchner y “Wado” de Pedro. El diálogo obligado desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, que se intensificó a partir de la propagación de los incendios en la provincia mediterránea, ayudó a construir una relación política que se vio coronada con la participación a distancia de Schiaretti en el acto del día de la Lealtad.

Sin embargo, el debate que se dio en Comisión sobre el presupuesto 2021 abrió una serie de interrogantes sobre el apoyo del bloque Córdoba Federal al proyecto presentado por el ministro de Economía, Martín Guzmán. Los legisladores que responden a Schiaretti fueron de los que más cambios reclamaron. Dieron una dura discusión sobre el monto de la partida asignada al subsidio del transporte público en el interior del país. Y pese a que consiguieron un aumento significativo en el monto, acompañaron el dictamen en disidencia. Desde el oficialismo entienden que todavía hay tiempo para negociar y aseguran que el próximo miércoles en el recinto votarán a favor del primer presupuesto de la era Fernández.

La relación política que se consolidó en base a necesidades concretas y acuerdos pragmáticos genera expectativas dentro del oficialismo de cara a lo que será la elección legislativa que se desarrollará el año próximo. “Alberto intentó que Schiaretti juegue con nosotros el año pasado y lo va a volver a intentar el año que viene”, reconoció uno de los funcionarios del gobierno que sigue de cerca el devenir parlamentario. Desde las entrañas del bloque cordobés afirmaron ante Página/12: “no tengas duda de que el año que viene vamos a ir todos juntos, el cordobesismo no tiene margen y la relación que se construyó es sólida”. El acuerdo está en marcha, sólo resta sostenerlo en el tiempo.

A fines de noviembre se llevarán a cabo las elecciones comunales en Río Cuarto. El peronismo presentará una sola lista. Tanto desde el entorno de Schiaretti como desde el Frente de Todos marcan la construcción de ese frente, que tiene posibilidades de ganar la elección, como el camino a seguir de cara al 2021. “Hubo una acuerdo, se construyó un frente que está en condiciones de ganar. Es eso o dejar la provincia en manos de los gorilas, porque acá Macri sigue midiendo bien”, disparó uno de los hombres fuertes de Schiaretti en el Congreso de la Nación.

El primer paso parlamentario de ese acuerdo político, más allá de que los cordobeses acompañaron la mayoría de las normas enviadas por el Ejecutivo, tendrá lugar el próximo miércoles en la sesión mixta virtual que se llevará a cabo en la Cámara de Diputados y en la cual se tratará el presupuesto 2021. Luego quedará tan sólo un mes de sesiones ordinarias. El cordobesismo promete dos pruebas de amor más: apoyo al aporte extraordinario de las grandes fortunas y el aval para la reducción de la coparticipación porteña. Los votos de los hombres y mujeres que responden a Schiaretti estarán, siempre y cuando el oficialismo siga adelante con la decisión política de llevar ambos temas al recinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *