Argentina

ADRs cayeron hasta un 11,3%, mientras el S&P Merval encadenó 14 subas en fila impulsado por el CCL

En Wall Street, las acciones que más bajaron fueron las de Pampa Energía, Edenor e YPF. El S&P, sin embargo, subió un 0,8% impulsado por los dólares bursátiles.

Nuevamente el dólar Contado con Liquidación -que subió este miércoles casi 2%- hizo de las suyas e impulsó al índice S&P Merval medido en moneda local, que debido al fuerte aumento en el tipo de cambio no interrumpe su racha alcista. Sucedió pese a que las acciones argentinas en Wall Street descendieron un 11,3%.

El panel líder ascendió un 0,8%, a 50.088 unidades, con Telecom (3,4%), Cresud (3,2%) y Transportadora de Gas del Norte (2,8%) liderando las subas. En tanto que las bajas más importantes fueron registradas por Pampa Energía (2%), Edenor (1,9%) e YPF (1,8%).

En Wall Street, se destacaron las caídas de Edenor (11,3%), Irsa (7,9%) y Pampa Energía (7%)

A nivel local, con la suba de hoy, la bolsa acumuló una mejora del 21,4% en 14 sesiones consecutivas dada la cobertura para hacerse de dólares mediante el dólar Contado con Liquidación (CCL).

«Si bien las acciones siguen subiendo, no hay fundamentos que respalden este avance salvo la relación de arbitraje. La situación estructural del país sigue estando comprometida y aún el mercado espera medidas que den un poco de certidumbre y que sienten las bases para una recuperación sostenida de la confianza, lo que es necesario para que las medidas que se están tomando funcionen de la manera deseada», destacó el analista Joaquín Candia de Rava Bursátil.

Bonos y riesgo país
Los bonos perdieron un 0,7% promedio ante una marcada aversión al riesgo, situación que se reflejó en rendimientos del 15% en dólares pese al reciente y exitoso canje de deuda privada.

«La renta fija sigue sin lograr repuntar y las tasas que le exigen los inversores a estos títulos públicos cada vez son mayores y no se condice con la situación de un país que acaba de reestructurar su deuda. Sin embargo, si miramos un poco más allá de la situación concreta de la emisión de los nuevos bonos, vemos que hay factores macroeconómicos que generan descalabros en el precio de los activos financieros», destacó Candia.

Agregó: «Evidentemente el último dato del déficit fiscal no fue visto con buenos ojos por el mercado ya que si éste es fondeado con deuda y con emisión a diferencia de ingresos genuinos, claramente la capacidad de pago sostenible del país cada vez es menor y por lo tanto los bonos se vuelven más riesgosos».

El riesgo país elaborado por el banco JP Morgan subió 11 unidades (0,8%), a 1.445 puntos básicos (pb), su máximo desde que el 10 de septiembre fue reconfigurado con los nuevos bonos del canje de deuda. Ese día se inició la nueva etapa en los 1.083 pb, lo cual implica un incremento del 33,4% en apenas un mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.