Mundo

Reino Unido, en un «punto sin retorno»

Reino Unido ha llegado a un «punto de no retorno» en la pandemia de coronavirus, similar a lo que pasó en marzo pasado, y en las próximas semanas, además del aumento de casos, habrá un aumento de muertes, alertó Jonathan Van- Tam, subdirector médico de Inglaterra, citado por la BBC.
Para Van-Tam, «la temporada es mala para nosotros» y el país encontrará «vientos en contra» antes del invierno.
El subdirector de salud británico instó a sus compatriotas a ayudar al NHS, el servicio de salud pública, limitando las interacciones sociales porque «el virus prospera a través de los contactos entre seres humanos».
Van Tam señala que si bien la epidemia se ha «extendido» entre los jóvenes en las últimas semanas, ahora hay «pruebas de que se está expandiendo a un grupo de mayor edad» en las áreas más afectadas.
Actualmente, el índice R0 se encuentra entre 1,2 y 1,5, añadió.
En el Reino Unido se registraron el sábado 15.166 nuevos casos en 24 horas, 1.302 más que el viernes y 81 víctimas fatales.
Nottingham, en el centro inglés, tiene la mayor tasa de contagio de la región de Inglaterra -la más poblada del Reino Unido, con 56 de 66,6 millones de habitantes-, con 760,6 casos por cada 100.000 habitantes.
Le siguen el distrito de Knowsley y la ciudad de Liverpool, ambos en el noroeste, con, respectivamente, 657,6 y 599,9 positivos por 100.000 residentes.
«Es triste, pero del mismo modo que la noche sigue al día, habrá un aumento en las muertes en las próximas semanas», dijo Van-Tam, quien advirtió que el país está en una posición diferente a la de marzo, durante la primera ola, porque ahora «estamos entrando en los meses más fríos y oscuros del invierno·.
«Estamos en medio de una pandemia grave y la temporada nos es adversa. En la práctica, estamos a punto de encontrarnos con vientos en contra», remarcó.
En esta situación, agregó, sin embargo, el Reino Unido tiene «una capacidad de prueba mucho mejor» que en el pasado y una «mejor atención» disponible.
El primer ministro británico, Boris Johnson, anunciará el lunes más restricciones para frenar el avance del coronavirus en Inglaterra y se espera que introduzca un sistema «semáforo» con tres niveles para evaluar el riesgo en cada área geográfica, similar al que comenzará a aplicar la Unión Europea.
En una carta a los diputados de circunscripciones del norte inglés -la zona con más repunte de contagios junto con Midlands, en el centro-, el asesor gubernamental Edward Lister les ha avisado de que deben prepararse para «duras medidas», que están siendo debatidas con los dirigentes locales este fin de semana, ínformó The Guardian.
Se espera que las zonas más afectadas por las nuevas exigencias sean condados norteños y del centro, lo que incluiría las ciudades de Liverpool, Manchester y Nottingham, entre otras.
En una intervención en la Cámara de los Comunes -ante críticas de que eludía al legislativo-, Johnson podría anunciar el cierre temporal de pubs y restaurantes en las zonas con más casos de Ccovid-19, en línea con lo que ya ocurre en partes de Escocia, que tiene competencias autónomas.
En el centro escocés, incluidas las ciudades de Glasgow y Edimburgo, los establecimientos de hostelería, entre otros locales de ocio, cerraron el viernes durante dos semanas, con la excepción de cafeterías que no vendan alcohol, que podrán abrir hasta las 18, informó la prensa británica.
La intervención del jefe del Gobierno se producirá después de que ayer su ministro de Economía, Rishi Sunak, revelara una serie de ayudas económicas específicas para esos locales que tendrán que cerrar provisionalmente por decreto legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.